Bienvenido al blog de Séneca.
Cada vez que te asomes a esta ventana, deja tu huella, un comentario que irá formando piedra a piedra, el camino hacia la realidad del Vigo que todos amamos...y unos pocos nos atrevemos a criticar buscando que mejore día a día.

viernes, 23 de enero de 2009

VIENTO HURACANADO,LLUVIA QUE NO CESA.


Me gustaría disfrutar del viento y la lluvia cuando estoy bajo techo.
Pero no lo consigo.Será un trauma como decimos ahora,un atavismo tal vez,o simplemente una manía.Pero tengo una especial desazón cuando escucho el viento tan terriblemente fuerte de
esta noche.
La lluvia no cae mansamente,azota los cristales y no cesa.Y cuando parece que amaina,es engañosa,solo está cogiendo más fuerza todavía.
El ruido de la lluvia que a otros adormece,a mí me hace permanecer vigilante,insomne.Pero...qué vigilo,por qué no duermo?
No lo sé,no trato de averiguarlo.
Olas gigantes en la costa.Olas que dan miedo en la zona del litoral...no puedo imaginarme lo que será la galerna mar adentro.No puedo imaginarlo,o no quisiera hacerlo.
Ramas caídas,carreteras cortadas y la fuerza de la Naturaleza inmensa.Demostrando su poder.
***********************************************************
**********************************************************************
***************************************************************************
Desde Vigo,como siempre,un cordial saludo.Hasta pronto.
**********************************************************************
*********************************************************
**********************************************************************

6 comentarios:

ANTONIO GUILLERMO dijo...

La lluvia es tristeza, pero piensa que con la lluvia no se pueden ver las lágrimas. Es una máscara natural que sirve de antifaz al corazón dolido, la disculpa ante una bajada de ánimo siempre la tiene el tiempo. La lluvia es melancolía, pero también es vida.
Se espera con ansia en su justa medida y en el tiempo preciso, se diría que es un veneno/medicina, en su dosis cura, pero su falta o exceso mata.
Pero nunca llueve que no escampe.
Mañana tal vez salga el sol.

Séneca dijo...

Gracias por el comentario Antonio,y por pasar por aquí de vez en cuando.
Ahora por el día,las cosas se ven de otra manera,además luce el sol y paró el viento.
De cualquier forma un poco de tristeza no viene mal,se aprecian así mejor las pequeñas alegrías.

Septem Trionis dijo...

Pues yo me dormí de maravilla escuchando la lluvia; es lo bueno que tiene dormirse en medio de un temporal :)

Séneca dijo...

Los hay con suerte,Septemtrionis.
hay a quien la lluvia hace dormir con su repiqueteo,y quien no pega ojo precisamente por eso.Asi es la vida.Gracias por tu comentario y por asomarte a esta ventana.

Gallaecia dijo...

Me encanta ver llover y sentir la lluvia...como con los años conviene no abusar, ya no me expongo a la lluvia si puedo evitarlo. Cuando era mas joven, me encantaba pasear y mojarme, sentir el agua en la cara...
Me hipnotiza el viento y su fuerza destructiva y en general todos los elementos de la naturaleza. Esa naturaleza que nos recuerda que puede borrarnos a todos del mapa en muy poquito tiempo a nosotros " humanos " que nos creemos tan fuertes e indestructibles. He disfrutado del temporal detrás del cristal de mi ventana, y también me he acordado de los que NO TIENEN ventana ni cobijo.

Séneca dijo...

Gracias Gallaecia,por tu comentario,por acercarte hasta aquí y pode demostrar que lo que a unos hace temerosos a otros proporciona valentía.