Bienvenido al blog de Séneca.
Cada vez que te asomes a esta ventana, deja tu huella, un comentario que irá formando piedra a piedra, el camino hacia la realidad del Vigo que todos amamos...y unos pocos nos atrevemos a criticar buscando que mejore día a día.

martes, 1 de septiembre de 2009

HOMO HOMINIS LUPUS

Casi no he podido terminar de leer la noticia.
La vergüenza por pertenecer a la misma humanidad que consiente que estos hechos sucedan me ha dado escalofríos.
Hasta podemos llegar en la deshumanización.
Cómo podemos permanecer impasibles ante el trato que se está dando a nuestros mayores.
****************************
Los hombres y mujeres que nos cuidaron, que se han sacrificado para que las posteriores generaciones tuvieran una vida mejor. Terminan la suya de esta forma.
En la soledad más absoluta. Sin la atención y los cuidados que merecen.
****************************
Les resumo los hechos:
Un anciano de 84 años se caía al suelo, al parecer se sufrió un golpe en la cabeza que resultó mortal.
Y en el suelo permaneció durante tres días y tres noches.
Su mujer, encamada. Una anciana impedida, permaneció tres días sin comer
***********************
Ni familiares, ni vecinos les echaron en falta.
*****************************************************************
*****************************************************
Los ancianos hoy en día, no significan nada.
Lo dieron todo y en pago les estamos dando la espalda.
Estorban en las vacaciones y se les abandona en gasolineras...Sí, es cierto, está ocurriendo en este siglo del progreso.
Estorban y se les recluye.
Estorban y tienen unas pensiones exiguas.
*****************************************
*************************************************************
Qué ocurrirá con los hijos que no velan por sus padres, con los que olvidan cuando nos guiaban, nos cuidaban, nos alimentaban, y sobre todo y ante todo, nos querían.
**********************
Les voy a dejar aquí una fabulilla, uno de esos ripios moralizantes que antaño aprendíamos.
Lo escribo recordando, es posible que no sea una trascripción literal, pero me gustaría que la leyeran...da que pensar, qué duda cabe.
Es posible que muchos ya la conozcan, vamos pues a recordarla.

Tembloroso el pobre anciano comiendo con su hijo ingrato
suelta de la mano el plato y se le rompe en el suelo.

Del hijo en los ojos brilla fuego de soberbia insana y grita:
Desde mañana se le pondrá una escudilla!
Y para evitar mejor que aquí pueda echarnos manchas,
comerá usted a sus anchas, pero no en el comedor.

Levantose el pobre anciano y se retiro gimiendo

En tanto que el nietecillo, coge unas cuantas maderas, unos clavos y un martillo
y en silencio en un rincón parece estar trabajando en urgente ocupación.

Su padre al verle, perplejo ¿Qué haces ? al pequeño chilla.

Voy a hacer una escudilla para cuando usted sea viejo...

*******************************
El ejemplo está claro.
Las nuevas generaciones están viendo como tratamos a nuestros mayores.
Podemos echarnos a temblar, puede que nos imiten o posiblemente nos superarán, nos lo estamos ganando a pulso.
****************************************
*******************************************
El lamentable suceso del que les hablaba, el sufrimiento en soledad de los dos ancianos, ocurría en nuestra provincia.
***************************************************
*****************************************************************
Desde Vigo, como siempre, un cordial saludo.Hasta pronto.
******************************************
***********************************************************

3 comentarios:

LOBO ESTEPARIO dijo...

Totalmente de acordo con Seneca, as novas xeneracions estan perdendo os valores humans e sociales, todo vale pra conseguir os obxetivos, e si hai que deixar no camiño os vellos, deixasen, esto e resultado de unha sociedade donde prima o egoismo e o benficio facil e os que por razon da sua idade xa non son productivos, e non estan no mercado, arriconanse, fai falla un novo- ou vello - paradigma, as solaridade, o esforzo,a bondade,a altura de miras, etc. nas nosas mans esta o virar esta situacion.Poñamos mans a tarefa.

Anónimo dijo...

Creo que Lobo estepario ha dado en la diana y tiene toda la razón.Los niños copian todo lo que ve a los padres, y en la propia calle podemos ver como le faltan el respeto a los abuelos que les cuidan.No podemos esperar que cuiden a los que les cuidaron, o por lo mnenos que los respeten, si los hijos de los abuelos les marginan.

Kotinussa dijo...

Yo no tengo hijos ni sobrinos, así que supongo que tendré que terminar en manos de gente extraña que cobre por cuidarme. Siempre he pensado que no me gustaría llegar a ser muy vieja. Claro que esto se dice con mucha facilidad a mediana edad, espero seguir pensando igual cuando llegue el momento.