Bienvenido al blog de Séneca.
Cada vez que te asomes a esta ventana, deja tu huella, un comentario que irá formando piedra a piedra, el camino hacia la realidad del Vigo que todos amamos...y unos pocos nos atrevemos a criticar buscando que mejore día a día.

lunes, 7 de septiembre de 2009

EN ESTE PRIMER LUNES DE SEPTIEMBRE, RELEEMOS A LOPE Y TAMBIÉN VERSOS ESCRITOS FRENTE A NUESTRA RÍA


En primer lugar la belleza incuestionable de Martín Codax:

Fue un juglar gallego, posiblemente de Vigo, por las continuas referencias a dicha ciudad en sus poemas, de entre mediados del siglo XIII y comienzos del siglo XIV. Apenas existen datos sobre la identidad del personaje

Ay ondas que eu vin veer

Ay ondas que eu vin veer,
se me saberedes dizer
por que tarda meu amigo sen min.

Ay ondas que eu vin mirar,
se me saberedes contar
por que tarda meu amigo sen min



Pensamos que es un texto de fácil lectura que no precisa traducción alguna.
Estos versos, no sé ahora, pero en tiempos pasados, se aprendían en las escuelas de toda la geografía hispana.


A illa de San Simón, una isla que siempre nos recordó a un viejo barco fondeado en la Ría...
Los versos estremecedores que les ofrecemos a continuación, acompañaron la infancia de muchos, escuchados por aquellos profesores, de antaño, auténticos maestros.
Una isla, una joven que espera, un mar que le dará su último abrazo.

MENDIÑO

Fue un trovador gallego medieval que vivió probablemente en el siglo XIII.

Sediame eu na ermida de San Simón
e cercaronmi as ondas, que grandes son;
¡eu atendendo o meu amigo,
eu atendendo o meu amigo!

Estando na ermida ante o altar,
e cercaronmi as ondas grandes do mar;
¡eu atendendo o meu amigo,
eu atendendo o meu amigo!

E cercaronmi as ondas que grandes son;
noi hei barqueiro nen remador;
¡eu atendendo o meu amigo,
eu atendendo o meu amigo!

E cercaronmi as ondas do alto mar;
non hei barqueiro nen sei remar;
¡eu atendendo o meu amigo,
eu atendendo o meu amigo!

Non hei barqueiro nen remador,
morrerei fremosa no mar maior;
¡eu atendendo o meu amigo,
eu atendendo o meu amigo!

Non hei barqueiro nen sei remar;
morrerei fremosa no alto mar;
¡eu atendendo o meu amigo,
eu atendendo o meu amigo!

Años antes de conocer el mar, ya soñaba el Séneca detrás del que me escondo con las ondas do mar de Vigo, ya pedía en mis sueños que la hermosa muchacha que esperaba a su amigo, no encontrara la muerte y sí el rostro del amado.

*****************************

Vamos a dejarlo que les estoy dando muchas pistas sobre mi vida, sigamos con la poesía.

Una vez más es la de Lope de Vega




Lope de Vega

¿Qué tengo yo, que mi amistad procuras?
¿Qué interés se te sigue, Jesús mío,
que a mi puerta, cubierto de rocío,
pasas las noches del invierno escuras?

¡Oh, cuánto fueron mis entrañas duras,
pues no te abrí! ¡Qué extraño desvarío
si de mi ingratitud el hielo frío
secó las llagas de tus plantas puras!

¡Cuántas veces el ángel me decía:
"Alma, asómate agora a la ventana;
verás con cuánto amor llamar porfía!"

¡Y cuántas, hermosura soberana,
"Mañana le abriremos", respondía,
para lo mismo responder mañana!

****************************************************

*********************************************************
Finalizamos con dos citas:


.- No recibimos una vida corta, sino que nosotros la acortamos. No somos de ella indigentes, sino manirrotos.

.- El lenguaje de la verdad debe ser, sin duda alguna, simple y sin artificios.

Lucio Anneo Séneca (2 AC-65) Filósofo latino.
***************************************
***********************************************************
**************************************************************
Desde Vigo, como siempre, un cordial saludo. Hasta pronto.
*****************************************
*****************************************************************

No hay comentarios: