Bienvenido al blog de Séneca.
Cada vez que te asomes a esta ventana, deja tu huella, un comentario que irá formando piedra a piedra, el camino hacia la realidad del Vigo que todos amamos...y unos pocos nos atrevemos a criticar buscando que mejore día a día.

lunes, 5 de octubre de 2009

LLUVIA DE OCTUBRE, POESÍA DE SIEMPRE PARA ESTE LUNES SOMBRÍO

JUANA IBARBOUROU 1892 / 1979

Llueve... Espera, no duermas,
estáte atento a lo que dice el viento
y a lo que dice el agua que golpea
con sus dedos menudos en los vidrios.

¡Cómo estará de alegre el trigo ondeante!
¡Con qué avidez se esponjará la hierba!
¡Cuántos diamantes colgarán ahora
del ramaje profundo de los pinos!

Espera, no te duermas. Escuchemos
el ritmo de la lluvia.

Apoya entre mis senos
tu frente taciturna.
Yo sentiré el latir de tus dos sienes
palpitantes y tibias,
como si fueran dos martillos vivos
que golpearan mi carne
Espera, no te duermas. Esta noche
somos los dos un mundo,
aislado por el viento y por la lluvia
entre la cuenca tibia de una alcoba.

Espera, no te duermas. Esta noche
somos acaso la raíz suprema
de donde debe germinar mañana
el tronco bello de una raza nueva.



Bajo la lluvia


¡Cómo resbala el agua por mi espalda!
¡Cómo moja mi falda,
y pone en mis mejillas su frescura de nieve!
Llueve, llueve, llueve,
y voy, senda adelante,
con el alma ligera y la cara radiante,
sin sentir, sin soñar,
llena de la voluptuosidad de no pensar.


Un pájaro se baña
en una charca turbia. Mi presencia le extraña,
se detiene... me mira... nos sentimos amigos...
¡Los dos amamos muchos cielos, campos y trigos!
Después es el asombro
de un labriego que pasa con su azada al hombro
y la lluvia me cubre de todas las fragancias
de los setos de octubre.
Y es, sobre mi cuerpo por el agua empapado
como un maravilloso y estupendo tocado
de gotas cristalinas, de flores deshojadas
que vuelcan a mi paso las plantas asombradas.
Y siento, en la vacuidad
del cerebro sin sueño, la voluptuosidad
del placer infinito, dulce y desconocido,
de un minuto de olvido.
Llueve, llueve, llueve,
y tengo en alma y carne, como un frescor de nieve.

***************************************************
********************************************************

**********************************************************

Como cada lunes nos despedimos con un par de frases pronunciadas antaño.

El sabio no dice todo lo que piensa, pero siempre piensa todo lo que dice.

Aristóteles (384 AC-322 AC) Filósofo griego.

Pensar es el trabajo más difícil que existe. Quizá esa sea la razón por la que haya tan pocas personas que lo practiquen.

Henry Ford (1863-1947) Industrial estadounidense.

************************************
*******************************************
Desde Vigo, como siempre, un cordial saludo. Hasta pronto.
*********************************
*************************************************


No hay comentarios: