Bienvenido al blog de Séneca.
Cada vez que te asomes a esta ventana, deja tu huella, un comentario que irá formando piedra a piedra, el camino hacia la realidad del Vigo que todos amamos...y unos pocos nos atrevemos a criticar buscando que mejore día a día.

domingo, 19 de septiembre de 2010

ABUELOS, AMAS DE CASA, GITANOS RUMANOS, GUARDIA CIVIL Y ALGUNA COSA MÁS

La casa de los abuelos está siempre abierta para los nietos.
Los abuelos cuidan a los hijos de sus hijos. Voluntariamente, aunque en ocasiones quisieran tener
un poco más de tiempo para sí mismos. Desearían tener también un poco más de autoridad que mezclada con la ternura y el cariño les haría poder educar a los pequeños y no escuchar constantemente que sus padres les dejan hacer o decir cosas que a los abuelos les parecen excesivas.
Pero no es de eso de lo que hablamos hoy, sí de lo chocante que ha sido la petición sindical para que el día 29 los abuelos se desentiendan de los nietos.

Los abuelos ya llevaron la pancarta durante mucho tiempo, es hora de que los que les siguen reivindiquen lo que tengan que reivindicar . pero tal vez, los abuelos tengan que llevar la pegatina de "servicios mínimos" y ser considerados como los bomberos y los sanitarios.
De acuerdo o no con el paro general, todos esperamos que ese día no se muevan ni las hojas de un árbol, y entonces que no haya transporte, ni pan, ni periódicos, ni TV ni radio.
Curiosas son las fotos y los textos del día siguiente en la prensa, eso quiere decir que el periodista gráfico o no, tiene que trabajar y no puede sumarse al paro.
Y qué sería de una huelga si no fuese glosada más tarde, si no hubiese constancia escrita, oral y gráfica.
Y qué me dicen de las amas de casa? Tienen que parar también o formarán parte de los servicios mínimos.
Y dejamos el asunto para,quizás,retomarlo algún día.

En este domingo de septiembre, cuando ya se inició la vendimia, cuando amarillean los membrillos y la Ría se muestra plácida, esperando las olas del otoño tan cercano.
En este día queremos recordar a esas gentes que Europa sigue ignorando, que, no hay que olvidar que son tan europeos como nosotros.
Los gitanos cuyos derechos se pregonan teóricamente y cuya cercanía nos pone nerviosos.

Por más que intentemos recordar, no acude a nuestra memoria una reivindicación de guardias civiles como la de esta semana.
Solamente podíamos evocar al poeta que hablaba de la Guardia civil con palabras que han perdurado en el tiempo.
Ahora la Benemérita no es aquella de los años treinta, los gitanos tampoco.
Puesto que llevamos muchos lunes sin poesía, versos de otros tiempos podemos releer juntos.




Romance de la Guardia Civil española
Los caballos negros son.
Las herraduras son negras.
Sobre las capas relucen
manchas de tinta y de cera.
Tienen, por eso no lloran,
de plomo las calaveras.
Con el alma de charol
vienen por la carretera.
Jorobados y nocturnos,
por donde animan ordenan
silencios de goma oscura
y miedos de fina arena.
Pasan, si quieren pasar,
y ocultan en la cabeza
una vaga astronomía
de pistolas inconcretas.

¡Oh ciudad de los gitanos!
En las esquinas, banderas.
La luna y la calabaza
con las guindas se conserva.
¡Oh ciudad de los gitanos!
Ciudad de dolor y almizcle,
con las torres de canela.

Cuando llegaba la noche,
noche que noche nochera,
los gitanos en sus fraguas
forjaban soles y flechas.
Un caballo malherido
llamaba a todas las puertas.
Gallos de vidrio cantaban
por Jerez de la Frontera.
El viento, vuelve desnudo
la esquina de la sorpresa,
en la noche platinoche,
noche, que noche nochera.

La Virgen y San José
perdieron sus castañuelas,
y buscan a los gitanos
para ver si las encuentran.
La Virgen viene vestida
con un traje de alcaldesa,
de papel de chocolate
con los collares de almendras.
San José mueve los brazos
bajo una capa de seda.
Detrás va Pedro Domecq
con tres sultanes de Persia.
La media luna soñaba
un éxtasis de cigüeña.
Estandartes y faroles
invaden las azoteas.
Por los espejos sollozan
bailarinas sin caderas.
Agua y sombra, sombra y agua
por Jerez de la Frontera.

¡Oh ciudad de los gitanos!
En las esquinas, banderas.
Apaga tus verdes luces
que viene la benemérita
¡Oh ciudad de los gitanos!
¿Quién te vio y no te recuerda?
Dejadla lejos del mar,
sin peines para sus crenchas.

Avanzan de dos en fondo
a la ciudad de la fiesta.
Un rumor de siemprevivas
invade las cartucheras.
Avanzan de dos en fondo.
Doble nocturno de tela.
El cielo se les antoja
una vitrina de espuelas.

La ciudad, libre de miedo,
multiplicaba sus puertas.
Cuarenta guardias civiles
entraron a saco por ellas.
Los relojes se pararon,
y el coñac de las botellas
se disfrazó de noviembre
para no infundir sospechas.
Un vuelo de gritos largos
se levantó en las veletas.
Los sables cortan las brisas
que los cascos atropellan.
Por las calles de penumbra
huyen las gitanas viejas
con los caballos dormidos
y las orzas de moneda.
Por las calles empinadas
suben las capas siniestras,
dejando detrás fugaces
remolinos de tijeras.

En el portal de Belén
los gitanos se congregan.
San José, lleno de heridas,
amortaja a una doncella.
Tercos fusiles agudos
por toda la noche suenan.
La Virgen cura a los niños
con salivilla de estrella.
Pero la guardia civil
avanza sembrando hogueras,
donde joven y desnuda
la imaginación se quema.
Rosa la de los Camborios
gime sentada en su puerta
con sus dos pechos cortados
puestos en una bandeja.
Y otras muchachas corrían
perseguidas por sus trenzas;
en un aire donde estallan
rosas de pólvora negra.
Cuando todos los tejados
eran surcos en la tierra,
el alba meció sus hombros
en largo perfil de piedra.

¡Oh ciudad de los gitanos!
La guardia civil se aleja
por un túnel de silencio
mientras las llamas te cercan.

¡Oh ciudad de los gitanos!
¿Quién te vio y no te recuerda?
Que te busquen en mi frente.
Juego de luna y arena
*********************************************************************************
Por cierto, en las calles de Madrid, se escucharon gritos de "fuera,fuera" enviados a
Toxo, lider sindicalista.
********************************************************************
Y nos despedimos con una pregunta: ¿qué aporta a una noticia en prensa, el que se publique, tras el asesinato de una mujer por su pareja, una gran mancha de sangre y alguien limpiándola con una fregona?
******************************************************************************
La autodenominada prensa seria, no se priva del morbo por el morbo, fotos estremecedoras y mientras sigue financiándose alegremente con los anuncios de prostitución.
¿Son los periódicos aptos para todos los públicos o hay que ponerles rombos como antaño a los programas televisivos?
*****************************************************************************

1 comentario:

ACACIA dijo...

Hola Séneca,
Qué lindo es tu blog. Tengo que venir más seguido.
¿Sabés? (O 'sabes'?) Mi abuela era hija de españoles venidos a América a fines del siglo XIX. Y creo que de Vigo. Digo creo porque siendo ya cuarta generación se perdieron los lazos. Mi abuela no tenía anécdotas que contarnos. Así es que mucho no sé de mis ancestros por ese lado. Pero se llamaba Pombo de apellido de soltera... Ángela Pombo.
Me encantó la poesía de Lorca. Un genio total.
Gracias por postear,
Acacia
(Desde Buenos Aires, Argentina)