Bienvenido al blog de Séneca.
Cada vez que te asomes a esta ventana, deja tu huella, un comentario que irá formando piedra a piedra, el camino hacia la realidad del Vigo que todos amamos...y unos pocos nos atrevemos a criticar buscando que mejore día a día.

martes, 25 de agosto de 2009

HABLAMOS DE PUBLICIDAD Y DE OTRAS COSAS.

Antes de pasar a la publicidad, comentamos algo sobre los uniformes de la policía local.
La Xunta que debe estar poco estresada, da las normas para los uniformes de las mujeres policía. Bueno, de los hombres también, pero en este caso son comedidos, pantalón, blusa, etc...Ahora bien en el caso de la mujer, las normas son así :
Las faldas de "las municipales" han de llegar hasta la rodilla, no sé, será tal vez para que no usen minifalda y se produzcan atascos de tráfico.
La falda, que como decimos tiene que ser hasta la rodilla, ha de tener una abertura de diez centímetros, con las cuestas de nuestra ciudad van a ir incómodas, y si tienen que correr detrás de un caco, lo tendrán difícil.
Y por último y al parecer muy importante, con un cierre trasero con cremallera. Vamos, de lo más cómodo. Hubiera sido más práctico con cierre a un lado, pero...esas son las normas.
Qué les parece ?
*********************************************************************
Vamos pues con la publicidad, la que se puede ver en la TV, a este menester hemos dedicado una horita en el fin de semana y hay de todo.
La mujer tiene todos los males de la tierra. Y si no vayan mirando lo que les mostramos.

Los talones de la mujer, según lo observado, están agrietados. Pobrecitas, sin talones suaves.
Nuestras abuelas con agua, jabón y un pase de piedra pómez, lo arreglaban.
Pero ahora hay un amplio muestrario de cremas que hacen milagros en los talones...En los de la mujer, claro. El hombre los debe tener maravillosos ya que no hacen alusión al varonil talón.


Pobres mujeres, ahora que ya no entra en su casa un hombre para recordarles que el algodón no engaña, encuentran siempre a alguno que les puede aconsejar lo que necesitan para sonreir y hacer su trabajo con eficacia y alegría. La solución, una barrita de fibra o un cuenco de cereales.


Y mucho ojo, la mujer si viaja, necesita llevar en su equipaje un remedio para el estreñimiento.
Los hombres deben tener perfectamente el peritaltismo intestinal.
Pero la mujer, no necesita ni cámara de fotos, guía de la ciudad, ni nada de los objetos que adora el turista.
Con llevar medicamentos para no seguir estreñida, todo arreglado.


Todo en su justa medida que la pobrecita mujer puede pasarse y necesitar otro medicamento, para sentirse segura y cortar de rapidamente una posible diarrea.
El hombre, como en el resto de los anuncios de TV, libre de estas consecuencias tan molestas y escatológicas.
Qué fatalidad, la mujer, joven, guapa, delgadita y con estilo, una mujer televisiva, pero...
Maldita sea, con una calentura, un herpes labial...
Non problem, la solución en unos instantes, se pone el parchecito y dispuesta para recibir al mocito juncal. Un hombre en el que jamás se posaría el herpes...Ellos son perfectos.

Y la mujer como dicen en el anuncio : sufre en silencio.
El remedio hay lo tienen.
Solución para las hemorroides de la mujer.
Anuncios de mujeres preocupadas que no han usado Hemoal...naturalmente el hombre está libre de semejante dolor.
Las mujeres por lo tanto, tienen los talones agrietados, no van al baño o van demasiado, padecen de hemorroides o herpes labial...

Sus faldas están medidas, incluso en la abertura y el lugar donde debe situarse la cremallera.
Pero aún hay más.


Cuidado con las comidas de trabajo, con las cenas en restaurantes distinguidos...
Mucho cuidado, que la mujer si no tiene el remedio a mano puede convertirse en un remedo del Globo de Betanzos...pero menos mal, otro medicamento y problema resuelto.
Y el hombre según TV y sus anuncios, continúa con su máxima perfección, no necesita nada de nada. El hombre no tiene gases...faltaría más !
***********************************
*****************************************
En fin, se acabó la pausa publicitaria, aunque ya saben que podíamos darles muchos ejemplos más. En cualquier momento volveremos a ello, ahora no podemos.
El señor de Tenn, el de Cilli Bang y Mister Proper han entrado en casa dispuestos a revisar los baños, la cocina y el brillo del suelo y los muebles.
******************************************
**************************************************
**************************************************************
Y ahora ya y muy en serio solamente comentar una frase de nuestro alcalde.
Sí el alcalde de Vigo, el que permite que los vigueses creamos que la ciudad no tiene ni una sola calle que merezca dejar tranquila. El que ha hecho levantar todas las calles a la vez, y nos tiene entre polvo, obras, ruidos y sobresaltos.
Pues este mismo señor ha dicho, refiriendose al albergue municipal :No importa que se retrase un par de semanas.
Pues claro, no le importa a él ni a la Corporación. Pero si nos importa a todos los demás,no entendemos que no exista un lugar digno para quien no tiene techo.
***********************************
********************************************
**********************************
Desde Vigo, como siempre, un cordial saludo.Hasta pronto.
********************************************
********************************************************

2 comentarios:

Kotinussa dijo...

A ver, recuerda. Las que se quejaban del lenguaje machista, ministra incluída, insistían una y otra vez en el un nuevo lenguaje "haría visible" a la mujer. Y la publicidad se ha dicho "a mí no me pillan en un renuncio, no sea que luego la emprendan contra mí, prohibiendo los anuncios machistas", se ha adelantado, y se han pasado. Ahora es el hombre el que es invisible en la publicidad, y la mujer demasiado visible.

Es lo que pasa cuando se adoptan, sin pensar, las consignas políticas de los tarados (y taradas) que nos gobiernan.

Alba dijo...

bueno, siempre nos quedan los días de regla, idílicos momentos de colores y flores donde se pasan todos los males mientras bailas en el campo lleno de flores con tus amigas sin importarte los demás...